Mándanos un chiste | Mira otro chiste | Mándalo a un amigo/a



Era un hombre, tan, pero tan petizo, que pasó por enfrente de una pastelería, se le hizo agua la boca, y se ahogó.








Señala un error | Ir a Superbastardo | Condiciones de uso